lunes, 3 de marzo de 2008

Las mujeres del Valle del Jerte


Hoy, día 3 de marzo, ha sido una día lleno de satisfacción. A mediodía, en Tornavacas, he tenido una reunión con la Junta Directiva de la Asociación Comarcal de Mujeres del Valle del Jerte y con la Asociación de Mujeres de Tornavacas. He tenido la oportunidad de hablar con ellas sobre lo que hemos hecho en esta Legislatura: el primer Gobierno paritario de la historia de España; la aprobación de la Ley integral contra la Violencia de Género; la Ley de Igualdad efectiva entre mujeres y hombres; el Plan Concilia de la Administración Pública; y las ayudas diversas para ayudar a las familias.

Aunque nuestra Constitución reconoce la igualdad jurídica entre sexos, todavía hay mujeres que encuentran obstáculos para acceder al mercado laboral, desarrollarse profesionalmente o para asumir responsabilidades en muchos ámbitos.

Pero todavía hay mujeres, como las casi 1000 que integran esta Asociación, que plantean sus necesidades y carencias: cuestiones más materiales, de fácil solución, como tener una sede para reunirse, un ordenador, necesidades relacionadas con la vivienda, el centro de salud, la N-110 y su acerado, unos indicadores que digan que estamos en el Valle del Jerte si se entra por Tornavacas, la adecuación del Mirador, la rehabilitación de las hermitas. ¿Alquien puede echar una mano? Mi felicitación por el trabajo que hacen y por dinamismo que imponen allí donde están.

3 comentarios:

David Santos Holguín dijo...

¿Qué opinas sobre el recurso que presentó el PP sobre la Ley de Igualdad, es un recurso machista en el fondo o simplemente un intento de oportunismo político desacertado?

María Antonia Trujillo dijo...

Las dos cosas. Por el fondo y la forma. Los argumentos utilizados por el PP en el recurso con bastante peregrinos: mujeres como colectivo, mujeres-cuota, discriminación positiva ... Y el recurso de inconstitucionalidad, desgraciadamente, es utilizado por el PP como instrumento político, de partido.Lo más llamativo es su propuesta: subvencionar a los partidos que lleven mujeres en sus listas: o sea, una mercancía, la mujer como mujer-mujer ...

Anónimo dijo...

Por cierto, además de mercantilizar a la mujer, eso de subvencionar parece poco coherente con la política de liberalismo económico burgués del PP, que resulta incompatible con las subvenciones (y en general con todo lo que implique Estado social y acciones positivas en pro de la igualdad real y efectiva de los ciudadanos)