lunes, 23 de febrero de 2009

AL SEÑOR DIRECTOR DE LA RAZON

Sr. Director:
Esta mañana cuando, por casualidad, me tropecé con su diario, inmerecidamente denominado por ustedes "diario independiente de información general", pensé ejercer el derecho de rectificación que como ciudadana me asiste.
Pero tras leer el artículo Defendiendo la verdad y la razón de Jaume Guillamet, publicado también hoy en el diario El País, pensé que era mejor imaginar un periodismo sin diarios impresos que imaginar diarios sin el periodismo de calidad indispensable. Y decidí utilizar mi blog y otras herramientas digitales para hacer público lo que su periódico, como en otras ocasiones, nunca publicaría. En fin, Sr. Director, imaginarme un periodismo más participativo -que ya practico- y autogestionado en este caso.
Le digo esto, Sr. Director, por las inexactitudes y falsedades que C. Morodo vierte respecto a mi etapa como Ministra de Vivienda en cuanto a la utilización de de bienes públicos, en este caso concreto aeronaves militares, y reformas de despachos.
Cuando en agosto de 2004 sufrí un episodio alérgico por anisakis -no por el picotazo de una avispa, que también podría haber pasado- el servicio público utilizado en su momento fue un helicóptero del Servicio de Emergencias de Extremadura 112, que mi Comunidad, como todas, tiene al servicio de las emergencias y urgencias y de las zonas rurales, como fue mi caso.
La segunda inexactitud se refiere a un despacho, grande en su opinión. Le recuerdo que esa información fue reconocida como un error por el Director de El Mundo en la cadena COPE una vez que, contrariamente a la deontología que ustedes deberían demostrar contrastando sus fuentes, fue comprobada.
En fin, Sr. Director, a ver si puede conseguir un periodismo más independiente, riguroso y fiable, que contribuya a hacer una sociedad de ciudadanos más libres.
Un cordial saludo,
María Antonia Trujillo
Diputada por Cáceres
Ex Ministra de Vivienda

1 comentario:

Boccioni dijo...

Si la política se encuentra en una fase crítica de desacreditación -recordemos tan sólo las palabras de Touriño, que el día 24 se despachaba a gusto con "unir voluntades para recuperar la economía y salvaguardar el empleo"; Menuda sandez-, pues, como decía, el "periodismo" resulta que no se queda atrás. Y es que el mal de fondo es el mismo; El sentido partidista y la actuación "en bloque" contra lo que se considera "el enemigo". Por ello, a la Razón no le interesará un verdadero análisis de lo que ha sido la gestión de un Ministerio de Vivienda en estos años, ni de lo que será. Supongo que a la Razón -como a tantos otros- lo que le interesará será "apuntar y disparar". Bonita costumbre española. Así nos va.